Cada vez estamos en un mundo muy conectado entre pueblos, ciudades y países en los que esta relación de conexión es algo vital. Uno de los sectores más importantes es el comercio, y con este el transporte de los productos entre empresas.

Existen artículos que requieren de una temperatura en concreto para que se mantengan en buen estado, y estos son los productos refrigerados. Para llevarlos de un lado a otro, es importante saber cómo lo realizan las empresas de transporte especializadas en refrigeración.

Para saber qué es lo que se tiene que hacer, en este artículo te contamos cómo debes mantener la cadena del frío en el transporte refrigerado de alimentos.

 

¿Qué es la cadena del frío?

Pero dicho esto, os preguntaréis que es la cadena del frío. Bien, los alimentos como los pescados, la carne, fruta/verduras, procesados y ultra congelados son productos que requieren de ella para no perder ningún tipo de propiedad de estos alimentos.

 

 

Hay que considerar que desde los productos se recogen de una empresa y se llevan a otra hay que tener en cuenta esta cadena del frio. Por ello hay que mantener la temperatura adecuada para que no se pierda los grados necesarios para conservar los alimentos que es están transportando. En el caso de que esta cadena se rompiera, habría mucho en juego, pues los alimentos comenzarían estropearse y no se aptos para el consumo, y por consiguiente una pérdida de dinero.

 

¿Cómo debe de ser el transporte?

Sabiendo una vez la importancia de la cadena del frío, y la temperatura que debe de tener el transporte refrigerado para poder almacenar y transportar los alimentos. Para cada ocasión, existen diferentes tipos de transportes, o mejor dicho, diferentes tipos de camiones con los que optimizarás tu actividad de transporte frigorífico para los alimentos adecuados.

Pero… ¿Cuáles son estos tipos de camiones?

  • Camión frigorífico: Transporte que tiene  una fuente de frío para mantener los alimentos a una determinada temperatura, que oscila entre los 7 y los -20 grados, en función del tipo de vehículo.
  • Camión isotermo: La caja de este de este vehículo es especial, pues dispone de paredes aislantes, que mantiene la temperatura del camión, impidiendo que el calor afecte a  los alimentos que contienen.
  • Camión refrigerante: En este transporte el sistema de refrigeración es capaz de mantener temperaturas que van desde los 12 grados a los 20 grados negativos, según el tipo de vehículo como la marca o el modelo.
  • Camión calorífico: también existen camiones que mantienen el calor a una temperatura superior a doce grados.

 

 

En definitiva, saber qué es lo que se tiene que hacer en cada ocasión con el transporte refrigerado y los alimentos que se están transportando es algo de vital importancia para evitar cualquier tipo de riesgo. Si necesitan cualquier tipo de información o servicio pueden contactar en el 972 09 27 87 o enviar un email a info@transportfredgirones.com, o bien consultar todos nuestros servicios en www.transportfredgirones.com.