En el mundo del transporte, el almacenaje y la logística es un entorno que se debe de conocer bien para poder entenderlo.

A simple vista, puedes encontrar que este sector es un tanto sencillo, pero como decimos, es hay que conocerlo para saber cómo moverse en él y saber diferenciar los diferentes variantes que existen.

Pues no es lo mismo transportar una mercancía perecedera, que seca, o bien sustancias peligrosas o no. Todo depende del tipo de elemento que se transporte, pues de ello dependerá la extremaunción de las medidas de seguridad para poder completar los trayectos.

En este artículo os vamos a hablar de las diferencias entre el transporte seco y el transporte frigorífico, que aunque se planee una similitud bastante alta, existen muchas diferencias para poderlo llevar a cabo.

 

El transporte seco o de carga general

Por definición, esta carga seca, o también denominada carga general se ve relacionada con vehículos estancos que son capaces de proteger la mercancía.

Son más de un transporte multimodal que no necesita muchos requisitos para que las mercancías sean transportadas. Es decir que no suelen estar empaquetadas ni embaladas, en el caso de ir en grandes cantidades para la prevención del hábitat comercial y que no se cuele ningún ente desde la localización de origen a la localización de destino.

Transporte seco

Las cargas secas (alimentarias o no) suelen ser:

  • Carbón.
  • Granos vegetales:
    • Cereales (Trigo, maíz, arroz, cebada, avena, centeno, sorgo).
    • Soja.
    • Legumbres
  • Mineral de hierro:
    • Minerales ferrosos y no-ferrosos.
    • Aleaciones ferrosas (Arrabio, chatarra, etc).
  • Bauxita.
  • Madera.
  • Cemento.
  • Productos químicos  (fertilizantes, plástico en gránulos, resina o polvo, fibras sintéticas, etc).
  • Alimentos secos para animales o humanos: (alfalfa, cítricos, alimento para ganado, harina, azúcar, semillas, etc).
  • Graneles de minas:
    • Arena y grava.
    • Cobre.
    • Hierro.
    • Sal.
  • Productos sanitarios.
  • Palets.
  • Paquetería.
  • Cualquier elemento que no necesite refrigeración.

Este listado puede llegar a ser interminable y es por ello que parte el límite en este último mencionado.

Transporte frigorífico o refrigerado

En este caso, este tipo de transporte si que requiere de una zona con frío para el transporte de mercancías, pues son productos perecederos, que si no tienen refrigeración.

Uno de los principales motivos por el que es así es para no perder la cadena del frío, y al mismo tiempo garantizar en todo momento la temperatura de refrigeración y congelación más óptima para mantener la calidad de los productos transportados.

Para llevar a cabo esta finalidad, los vehículos que se emplean para este tipo de transporte se caracterizan por estar adaptados y ajustados a todo tipo de alimentos que requieren una temperatura u otra en su transporte.

Pero… ¿Qué mercancías se suelen refrigerar?

  • Productos frescos de cualquier tipo.
  • Alimentos que proceden de la industria cárnica.
  • Embutidos y/o alimentos procesados.
  • Productos de origen del mar.
  • Productos congelados.
  • Productos farmacéuticos.
  • Cualquier producto que requiera temperatura controlada.

En definitiva, como podéis apreciar puede parecer muy similar este tipo de transporte, pero existen varias diferencias que hacen que se deba de tratar de forma diferente.

 

Si necesitan cualquier tipo de información  o servicio pueden contactar en el 972 09 27 87  o enviar un email a info@transportfredgirones.com,  o bien consultar todos nuestros servicios en www.transportfredgirones.com.